Ciudad fortificada que nace en el mar, toma su nombre de los depósitos de hojas de Posidonia, que de forma errónea se llamaban "algas", y que quedaban depositadas en los litorales de arena. El Centro histórico de Alghero, que se asoma al mar, con su arquitectura y sus encantadores rincones, es una verdadera joya en la isla. "Barceloneta", así es como llaman a Alghero cariñosamente los catalanes, con su mar, su historia y su gente, es la primera capital del turismo desde finales del siglo XIX, y aún hoy es la ciudad de la isla de mayor tradición por su hospitalidad y su elevada capacidad turística. Las costas que bañan la ciudad se extienden en casi 80 kilómetros, alternando distintos cuadros ambientales formados por impresionantes litorales rocosos, como playas de arena finísima.

Para saber más, visita el sitio Alghero on line